El chifonier es uno de esos muebles que puedes colocar en cualquier lugar para almacenar objetos. Su característica principal son sus cajones. Está formado por estos. En ellos se suelen guardar casmisetas, calcetines o ropa interior, por ejemplo. Aunque puedes disponerlo en la estancia que quieras, el lugar más apropiado es el dormitorio. Si quieres ahorrar algo de dinero, en vez de comprarlo hecho, puedes montarlo tú mismo.

Cómo construir un chifonier

Cómo construir un chifonier

Pasos para construir un chifonier

Para fabricarlo, deberás realizar primero el cuerpo del mueble. En cuanto a los materiales, dependerá de tu habilidad con la madera. Si no tienes mucha experiencia, será mejor que compres elementos más baratos por si el resultado no fuera el deseado.

En cuanto a la altura de esta pieza auxiliar, deberá ser de 1,5 metros aproximadamente. De esta forma, podrás colocar encima algún elemento ornamental encima. Antes de ponerte manos a la obra, hazte un plano y apunta en él todas las medidas, sobre todo la anchura y la altura de los cajones, así como el número de estos y la distancia entre ellos.

Para fabricar el cuerpo, deberás cortar un trozo de madera de 1,5 metros de altura y 1,2 de anchura. Después, corta cuatro tablones. Dos de ellos con la misma medida que el cuerpo y otros dos de 1,2m x 1,2m. Estos harán de laterales y parte superior e inferior del mueble respectivamente. A continuación, une todas las partes del mueble al fondo. Para ello, emplea clavos de punta perdida y cola.

Respecto a los cajones, antes de construirlos, deberás decidir el número y tamaño de estos. Para fijarlos deberás colocar unos listones de madera en la parte inferior de los laterales del armazón. Por estos se podrán deslizar los cajones. Corta y une los laterales y fondo de los cajones sin el frontal y comprueba que no rozan.

Es importante que dejes unos 6 centímetros entre cada par de listones de madera. Estos delimitan dónde se insertarán los cajones para colocar su frontal, que sobresaldrá de la estructura del cajón 3 centímetros en su parte superior y 3 en la inferior. A continuación, corta los frontales de los cajones y únelos a estos. Por último, en cuanto a la decoración del mueble, puedes elegir el color o los motivos decorativos que quieras, asi que, adáptalo a la habitación para la que esté destinado.

http://hogar.pisos.com/